domingo, 8 de agosto de 2010

CONSECUENCIAS DE TENER PADRES ALCOHÓLICOS Y CÓMO SUPERARLAS


DEL LIBRO HIJOS ADULTOS DE PADRES ALCOHÓLICOS DE JANET GERINGER WOITITZ


Por Rogelio Zambrana

Este ensayo puede servirte de mucho si tienes padres alcohólicos y una familia disfuncional. Y si no, te servirá para poder identificar a personas a tu alrededor que tienen este problema, cómo tratar con ellas y cómo poder ayudarlas. No trata sobre los alcohólicos sino sobre aquellos que están a su alrededor, principalmente los hijos. Los más cercanos son quienes sufren más (Woititz, 1998, XV).

Es impresionante poder observar casi las mismas conductas en los hijos de padres alcohólicos. Por lo general tienen en común una baja autoestima. No es de desestimar que el niño adquiere un sentido de seguridad y autoestima, la capacidad de manejar los complejos problemas que enfrenta, en el proceso de dar y recibir, que se presenta en las relaciones con sus padres y otras personas (Margaret Cork) (Woititz, 1998, XVI). Los padres son la primera escuela y de los cuales adquirimos nuestros primeros patrones de conducta; y por ser los primeros, los fundamentales. Por eso las condiciones que llevan a un individuo a valorarse a sí mismo y a considerarse una persona de valía pueden resumirse con los términos de “calidez paternal”, “límites claramente definidos” y “tratamiento respetuoso”. (Coopersmith, S., Self-Concept Research implications for education. California, 1969) (Woititz, 1998, XVI).

Los niños obtienen confianza en sí mismos, arrojo y capacidad de enfrentarse a la adversidad -según Coopersmith S.- si son tratados con respeto, aquí la calidez paternal; si se les proporciona criterios de valores bien definidos, los límites; si se le exige ser autosuficientes y se les orienta a la solución de problemas. El desarrollo de la confianza en sí mismos se fomenta cuando hay un entorno exigente bien estructurado. (Cfr. Woititz, 1998, XVII).

El nido ideal que se debe ofrecer a todo niño se desvirtúa totalmente cuando los progenitores son alcohólicos. Todo, sus pensamientos, actitudes y sentimientos se ven afectadas por la influencia del alcohol de sus padres. Crecen en un ambiente lleno de ansiedad, viven el dolor y remordimiento resultante; y más aún, se sienten culpables del mismo. Los niños se atribuyen responsabilidades de adultos y aprenden conductas propias de adultos, muchas de ellas propias de alcohólicos, como la mentira y la manipulación. Algunos ejemplos de dichas situaciones:

a. “Como era gruñona e irritable, actuaba como si estuviera cargando el mundo sobre sus hombros, todo el tiempo estaba cansada… pronto aprendiste a cocinar, limpiar y a ir de compras”. (Woititz, 1998, 5)

b. “En sus momentos de soledad, tu madre trataba de compensar por lo que no hacía, y a ti te abrumaba el sentimiento de culpa”. (Woititz, 1998, 6)

c. “Pronto aprendiste a no hablar del problema de tu padre con la bebida… me necesitan. Aprendiste a manipular”. (Cfr. Woititz, 1998, 7-8)

d. “Te volviste payaso en la clase y obtuviste algo de atención”. (Woititz, 1998, 13)

e. “Era difícil creer de verdad que le cayeras bien a la gente… te daba miedo pensar que si te llegaba a conocer mejor y lo descubría ya no sería tu amigo”. (Cfr. Woititz, 1998, 14).


f. “La gente que te decía que te quería, y sin embargo te apartaba, podía ser sumamente deseable… Vivías la paradoja: di siempre la verdad, y no quiero saberlo”. (Cfr. Woititz, 1998, 19)


g. “Oías a tus padres mentir todo el tiempo… se alteró mucho lo que era real… comenzaste a mentir automáticamente… a prendiste a no querer nada”. (Cfr. Woititz, 1998, 20)


Luego de conocer los inicios de los hijos de padres alcohólicos en el seno familiar, veremos ahora cómo afecta el alcoholismo de sus padres cuando son de mayores de edad, con el propósito de romper ese ciclo negativo, brindar un posible rescate a dicha cadena y evitar más males, como puede ser el que los hijos se vuelvan alcohólicos o que se casen con un alcohólico, o ambas a la vez, si aun no lo han hecho.

1. Los hijos adultos de alcohólicos tienen que adivinar cuál es la conducta normal.

Estas personas han crecido en una familia disfuncional, y normalmente el mundo debería funcionar disfuncionalmente para ellos. Pero el mundo se pinta a sí mismo como ideal, perfecto, tanto en sus compañeros de clase, en las series de televisión y películas; toda ésta fachada les confunde, porque la realidad para ellos es de otra manera, la han vivido de forma diferente. Es por eso que tratan de adivinar qué es lo apropiado. Se preocupan y confunden en cosas insignificantes; no tienen la libertad de preguntar, así que nunca saben con certeza, y sobre todo no quieren parecer tontos. (Cfr. Woititz, 1998, 27)

Para hacerle frente a esta conducta se aconseja confiar en los propios instintos o impulsos, ya que nos indican cómo comportarnos. No significa que se deben dejar llevar de lleno por los impulsos, que de hecho a nadie se le recomienda; es más bien, además de esto, asegurarnos de qué tan sanos están, porque seguramente los instintos en dicha situación están confundidos. Deben entonces, cultivarlos y escucharlos, confiar en ellos, en otras palabras, devolverles la naturalidad que se les ha quitado. Ayuda de igual modo contener los impulsos, controlarlos, una buena forma de conocerlos, es prevenir sus efectos.

Y sobre todo, para acostumbrarse a vivir normalmente, ayuda la confrontación con los demás. Cuando comentamos nuestros problemas, salimos del subjetivismo, y las cosas automáticamente se vuelven más reales.

2. A los hijos adultos de alcohólicos les cuesta llevar un trabajo a término.


Es muy común para estas personas haber escuchado un sinnúmero de promesas de sus padres. Promesas importantes y de gran peso emocional incumplidas hicieron que los propósitos tengan poco valor. “Voy hacer esto o lo otro”, pero ni esto ni lo otro ocurrió en realidad. Esta forma de conducta se introyectó en ellas, y en su vida futura se manifiesta en cualquier responsabilidad que la persona adquiera.


Se recomienda que fije plazos de cumplimiento para cada responsabilidad que adquiera, y que a través del hábito vaya cultivando mejores y necesarias formas de comportarse ante los deberes. Además, importa mucho el cómo va a cumplir las responsabilidades, y luego, el poder evaluarlas hará que puntualice en su significado. De esta forma, la conducta además que se haga, se volverá consiente y dignificante.

3. Los hijos adultos de alcohólicos mienten cuándo sería de fácil decir la verdad.

La verdad tiene poco significado para los hijos de alcohólicos. Sus vidas están llenas de encubrimientos, promesas incumplidas, incongruencias y negación declarada de realidades desagradables, como el alcoholismo de sus padres o la infelicidad familiar. Por ello, a estas personas se les facilita mucho mentir, tiene igual significado el decir la verdad o una mentira, si de todos modos al final es lo mismo. Y si se puede sacar ventaja de una mentira, mejor mentir que decir la verdad. Estas personas llegan al extremo de simularse enfermas, hasta el punto de enfermarse de verdad, lo que se conoce como sugestión. Y es que la verdad es menos ventajosa, fue y puede ser fuente de críticas para ellos.

La persona deberá volverse consciente de lo que hace y provoca. Debe “sentarse” y reflexionar qué tan auténtica es su vida cuando miente o dice la verdad. Será un proceso de autoconocimiento donde la honestidad deberá lucirse sobre cualquier otro interés desordenado; es una forma de purificar el juicio que tanto se ha malacostumbrado. Y es que a veces mienten ni por interés, sino por costumbre.

4. Los hijos adultos de alcohólicos se juzgan sin piedad.

Por ser como eran, por ser sinceros consigo mismos y con los demás, a éstas personas se las criticaba, se les llenaba de sentimientos de culpas, y todo lo que salía mal, ellos mismos se lo adjudicaban luego, formándose así, una baja autoestima. Nunca dejaron de recibir críticas, y la incongruencia de ellas dejaron de hacer contrapeso, y el escucharlas durante tanto tiempo, terminaron ganando la batalla. Por eso, el juicio que se formaron llegó a ser extremista: “Todo lo que hago, o todo es bueno o todo es malo”.

Lo que se recomienda es que acepten las críticas de forma producente; y que ellas mismas sean capaces de elaborar sus propias críticas, tanto para sí mismos como para los demás. ¿Cómo te gustaría que te juzgaran? y ¿cómo juzgaré a las personas? Esta es una ecuación directamente proporcional: si mejora el juicio de sí mismos, mejorará el modo de juicio que se tiene con los demás. Se necesita mucha objetividad y benevolencia.

5. A los hijos adultos de alcohólicos les cuesta trabajo divertirse.

6. A los hijos adultos de alcohólicos se toman muy enserio a sí mismos.

Ambas conductas están estrechamente relacionadas y, tienen que ver a que en la niñez carecieron de juego y diversión. El ambiente era lo suficientemente tenso para darle cabida a la risa y la alegría. La diversión se volvió para ellos una cosa ridícula, que ignora lo grave y formal que es la vida. Sin embargo, la alegría siempre los ha cautivado, y es para ellos un misterio al cual es temible acercarse, ya que posiblemente les hará perder la cordura.

Es necesario, para superar esta idea que está calada en su la experiencia, que estén cada vez más seguros de sí mismos, de lo que quieren. Obviar los protocolos que les hace inhibir la alegría y el gozo que producen los acontecimientos en sus vidas, más cuando son acerca de la superación de un problema que les ha mantenido en “oscuridad” por tanto tiempo.

Otros concejos: “Cuanto más seguro de ti mismo estés, menos temerás verte ridículo”. “Puede que necesites aprender a relajarte y no hacer nada”. “Distinguir entre quién eres y lo que haces”. “Tienes que deslindarte de tus responsabilidades, por ejemplo, tu trabajo”. “Si te cuesta trabajo divertirte probablemente te estas tomando muy enserio a ti mismo, y si no te tomas a ti mismo tan en serio, lo más probable es que puedas divertirte”.

7. A los hijos adultos de alcohólicos les cuesta trabajo tener relacione íntimas.

Debido a la inconstancia y contingencia de los sentimientos de los padres alcohólicos a sus hijos, éstos crecen sintiéndose inseguros, sin donde fundamentar sus sentimientos, se sienten carentes de valor, o con un valor relativo. Un día se sienten queridos y al siguiente rechazados, crecen con el miedo terrible de ser abandonados. Por ello, una persona que intente quererlos de verdad resultará chocante y atrevida, además que una locura. Sin embargo, tienen el ideal de perfección que la sociedad les ofrece, y por ello, buscan personas perfectas. Pero al tiempo en que formalizan una relación, hacen lo que muchas veces hicieron sus padres con ellos, rechazar. Así que buscan personas quienes los rechacen de la misma forma a como ellos lo hacen, es ése el modelo de amor que tienen introyectado. Expresión que se les escucha es por ejemplo: “Me siento como si siempre tuviera que hacer algo para que se queden”. No se sienten bien consigo mismos ni creen ser personas dignas de amor.

Es importante que descubran quiénes son realmente, conocer a fondo las inhibiciones y obstáculos que bloquean las empatías. Reconocer que son personas dignas de amor y respeto. Es necesario que desaprendan conductas esquivas y de rechazo. Esto no se logrará inmediatamente, sino con la apertura y constante acercamiento a las demás personas. Se debe de potenciar cualquier avance que se tenga, cualquier éxito, e ir ganando experiencia. Poco a poco abrirse al mundo, sin dejar de cultivar la intimidad personal.

8. Los hijos adultos de alcohólicos reaccionan de modo exagerado a los cambios sobre los cuales no tienen dominio.

Algunas de las conductas más comunes de ver en personas que han tenido padres alcohólicos es el que sean autoritarios, mandones, rígidos y carentes de espontaneidad. No reconocen sus errores, y prefieren obviar cualquier discusión. El hijo de alcohólico aprende a confiar en sí mismo más que en otra persona, porque nunca ha tenido un referente estable, no más que la inconstancia de sus padres.

Es primordial el poder reconocer que sus comportamientos no son normales, el ser conscientes que no todo depende de sí mismos. El superyó debe relajarse y tomar las cosas más en calma. Se debe aprender a confiar en los demás, para ello, buscar otras referencias que no sean personas alcohólicas. El reconocer que hay personas que pueden llevar a cabo una tarea mejor que uno mismo ayudará a poder deducir este mismo aporte a otras áreas de la vida y ganar libertad en medio de tantas cadenas impuestas.

9. Los hijos adultos de alcohólicos constantemente tratan de obtener aprobación y afirmación.

La baja autoestima de los hijos de padres alcohólicos ha hecho que busquen medios para fortalecer sus pequeños yo. Sin embargo, estas afirmaciones que logran sobre sí, si no va acompañadas por una negación o crítica, no sirven. “Yo sí le agradaba a Cintia, y como si le agradaba, la consideraba despreciable”. La aprobación que buscan no es que se resalten sus valores, sino que se remarquen sus defectos, por eso, alguien que se interese por ellos verdaderamente no vale mucho.

Se necesita que tengan mucha seguridad en ellos mismos para transformar esos juicios que contra sí mismos y contra otras personas formulan; poder ser consciente de la crueldad con que se tratan y tratan. Es imprescindible que corran el riesgo y permitirse sentir el apoyo de otras personas. Deben aprender a amar desde el desprendimiento y la gratuidad.

10. Los hijos adultos de alcohólicos se sienten diferentes a otras personas.

Por el hecho de haber afirmado tanto su individualidad en su lucha contra la agonía del hogar, los hijos de padres alcohólicos desarrollan un sentido de identidad aislante. Y por sentirse ajenas a la realidad, buscan a sobremanera poder meterse a toda costa. Decía una hija de padre alcohólico: “regalaba mis muñecas preferidas a las gentes para tener amigas”. Resulta para ellos difícil de aceptar que se les quiera por ser lo que son, debido a la baja autoestima que desarrollaron, y debido a ello creen que la aceptación tiene que ganarse.

La única manera de evitar este sentimiento es tomar de cuando en cuando la decisión de hacerlo a la manera de los demás y de aceptar las normas del grupo que resultes estar. Permitir que se te conozca mejor, y si las personas no acceden, hacer el esfuerzo de iniciar la interacción, y poco a poco ponerse cómodo según las reglas del grupo, no con las que se tienen pre-formuladas en la mente.

11. Los hijos adultos de alcohólicos son súper-responsables o súper-irresponsables.

Después de tener tantas responsabilidades de niño, los hijos de padres alcohólicos sienten que muchas cosas, más de la cuenta, dependen de ellos. Estas personas son sumamente atentas a las necesidades de los demás, así como lo han sido con sus padres. Sin embargo, no son capaces de llevar un trabajo a término, debido a que su compromiso es débil. Llegan a pensar que se deben encargar de todo o renunciar a todo. Éstos no pueden decir no, les cuesta mucho trabajo, sin tener en cuenta incluso sus capacidades. O simplemente por el hecho que decir no, sería para ellos un desprestigio más, así que no les conviene.

Deberán en primer lugar, valorarse a sí mismas, en cuanto su valía no depende de otras personas, ni de lo que pueden ellos ofrecerles, sino por el hecho que son, que existen. Poder detenerse y pensar qué tanto están dispuestos a ayudar, y qué tanto esfuerzo deben reservárselos para sí mismos. De esta manera se puede tomar una decisión más responsable y adecuada.

12. Los hijos adultos de alcohólicos son extremadamente leales incluso ante pruebas de que tal lealtad no es merecida.

Los hijos de alcohólicos han asumido responsabilidades ajenas desde pequeños, y han convertido este hecho en lo que más les satisface: el poder martirizarse por alguien, y más cuando esta persona no corresponde. No es más que una simulación de lo que han vivido con sus padres. Incluso, a ellas se les puede tratar mal y no les importará, es más, será un aliciente para seguir conservando la amistad. Otra causa es que para ellos lo más seguro es lo conocido, y al no atreverse a abrirse a más personas, se encierran en una pocas y complicadas relaciones. No se dan cuenta que pueden conseguir mejores amistades.

El hecho está que hay personas que pueden sacar provecho, por ello es recomendable que los hijos de padres alcohólicos examinen a fondo sus relaciones personales, a ver si se les trata como deberían, si no, es necesario que se replantee la lealtad a la amistad. Para ello es necesario ser realista, conocer que una amistad es libre y gratuita, no interesada.

Una de las características con que se distingue a una persona que se aprovecha o simplemente con la que forma el círculo vicioso, es que son duros críticos de la conducta del dependiente, pasan mucho tiempo diciéndoles en qué están mal. Por ello, se debe analizar muy bien los motivos por los que se quiere permanecer leal, si es por sentimiento de culpa, o porque se teme el quedarse solo.

13. Los hijos adultos de alcohólicos son impulsivos.

Estas personas crecieron aceleradamente, y para rendir a su entorno, tuvieron que mostrarse audaces y atrevidos. Si no hacían las cosas rápido y al instante, sentían que les fallaban a sus padres y desarrollaban aversión a sí mismos, más la pérdida de dominio de su entorno. En consecuencia, ocupan bastante tiempo en reparar sus posibles errores.

Lo que se propone hacer es que examinen cada uno de los impulsos, no sin antes hacer una pausa total de ellos. Observar las consecuencias de este corte, a ver qué tanto afecta a sus conductas y las de los demás. Deben conocer ¿a quiénes y cómo afectan sus impulsos o falta de ellos? De esta forma estarán más libres para elegir y actuar, sentirán que viven realmente.


Bibliografía

- Woititz, J. G. (1998). Hijos adultos de padres alcohólicos. México: Editorial Diana.

51 comentarios:

Edith dijo...

Es increible, aún siendo ya adultos con una capacidad de analisis y pensamiento, que en nuestra vida se vea el reflejo de tener un padre alcoholico.

roge1033 dijo...

Así es... Saludos.

Anónimo dijo...

Les cuento que estuve en pareja con una chica que es hija de alcohólico, es desgastante, muy desgastante, ella nunca reconoció que su familia le trajo traumas y hacía como que estaba todo bien y yo tenía una paciencia de oro.

Es imposible ser feliz al lado de una persona así, tenés que ser el soporte constantemente y ojo que vos tengas una mala racha ya que no les sale naturalmente la empatía y la ayuda (estaba yo con un pico de stress y me dejó porque no era feliz conmigo y sumado a eso había conocido a un galan que la enamoró, y obviamente luego de dejarme este muchacho se la empernó y la dejó).

No se puede ser feliz con ellos, salvo que tengas un amor gigante y dejes de vivir tu vida para ser su pulmotor emocional sin fin.

Ella me dejó, y yo luego de llorar 2 semanas, empecé a investigar su manera de ser y encontré esta patología o como se le diga.

Ella se fue, pateó el tablero porque no le servía para su satisfacción y su ideal de pareja que obviamente la ve en peliculas, revistas, sueños con amigas solteras..etc.

Creo que Dios me dio la oportunidad a mi de ser feliz realmente, hoy estoy desencantado de ella, sin confianza y con información que me da a entender que su vida no será fácil y la mia va a ser mas liviana.

A mi las secuelas (ya pasaron 3 meses) que me han quedado son la falta de seguridad para hablar con mujeres ya que me había acostumbrado a medirme en la manera de hablar ya que cualquier cosa era para una discusión o que me deje de hablar por 1 hora.

Hoy estoy re mil tranquilo, armandome la vida de nuevo siendo independiente, tuve que dejar el estudio momentaneamente para recuperarme(estoy por terminar una carrera universitaria, ella no me ayudó para nada ni para darme fuerza es mas me dejó en medio de esto), ahora estoy conociendo chicas muy distintas a ella que aunque sean no tan lindas fisicamente te dan otro valor y las veo mas AUTENTICAS.

Esto lo escribo para que si alguien lee esto y tuvo una flia complicada (su caso es padre rebelde alcohólico y cocainomano de baja educación y madre ya precticamente loca, aparentando todo el tiempo) se pongan las pilas en superar esto porque no van a poder ser felices en pareja.

A todo esto mi ex volvió a la casa de los padres, se hizo un tatuaje gigante en el pie, sale con amiguitas de 21 o 22 años (ella tiene 28) y quizas quedará sola un tiempo hasta que caiga otro "San Martín" enamorado.

Yo ya la verdad que el amor es mas cariño que otra cosa, no la voy a buscar por nada del mundo y si vuelve ella solo le voy a decir, aunque suene fuerte, que su problema familiar lo tiene que enfrentar, no hacerse la que no pasa nada y pongan un velo de "felicidad", yo ya la re mil conozco, vive de careta en careta, para poder "encajar", hasta cambió la manera de hablar el último tiempo porque se hizo amiga de una chica y hablaba parecido a ella ahora.

Es fabulosamente cierto lo que dicen los libros acerca del tema.

Perdón por ser tan extenso ;)

roge1033 dijo...

Gracias por tu comentario testimonial, muchos te lo agradecerán!!!

Anónimo dijo...

Rogelio, ok gracias espero que le sirva a alguien, no sabés las que me tuve que bancar, casi que tenía que vivir para ella y asi no es la vida. Quedé agotado.

Ojalá te lean muchos de los chicos con problemas similares y empiecen a entender sus sentimientos, valorarse, sentirse normal y no tener miedo de hablar todo dialogando sin entrar en pánico/llanto.

Es un tema superable, el tema es reconocerlo, como todo problema, hacerse cargo es el 1er paso, como yo me hice cargo de mis macanas/problemas en la vida, como cualquier ser humano.

Muy bueno tu aporte a la comunidad, te felicito.

Anónimo dijo...

Hola Rogelio soy de Colombia y estoy en proceso de superar mi coalcoholismo, que maravilla descubrir que podemos cambiar y vivir, voy a grupos de Alanon. He buscado el libro de janet Woititz muchisimo pero no lo he podido conseguir, me encantaria leerlo,tu sabes donde lo podria conseguir o si tu me podrias vender una copia.

Gracias Y bendiciones

roge1033 dijo...

Hola, el libro lo obtuve de una biblioteca universitaria. En internet es difícil encontrarlo. Se lo pedí a unos amigos por si lo tienen en digital para mandártelo. Pero ya dependerá de ellos si lo encuentran. Saludos.

Anónimo dijo...

Hola : En México tenemos un grupo para hijos que provenimos de un ambiente familiar disfuncional, alcoholismo o drogas, pertenecemos a ACA (ADULT CHILDREN ALCOHOLIC) de Estados Unidos. Si necesitas ayuda y recuperarte puedes acudir a nosotros estamos en la Calle de Tonalá esquina Nayarit en la Colonia Roma, sesionamos los lunes, miércoles y viernes de 8:30 a 10:00 de la noche. El grupo tiene 15 años en México. Puedes visitar la página www.adultchildren.org. o comunicate al 0445548486323 para mayores informes. Un abrazo!.

Anónimo dijo...

Hola Anonimo Muchas gracias me voy a inscribir en la pagina, me encantaria poder ir, si algun dia voy a Mexico los visitare. Yo creo que de Latinoamerica, Mexico es el pais que mas ha estudiado estos temas, tienen muchos grupos, literaturas, programas, estan muy fortalecidos y por eso los felicito, porque cuando uno mejora..mejora el mundo. Estoy tratando de conseguir libros del tema de Janet Woititz en español pero aqui en Colombia es muy dificil, por no decir imposible.Si ustedes pudieran compartir conmigo informacion relacionada se los agradeceria. Gracias por compartir conmigo tan valiosa recomendacion, Dios te bendiga y abrazos para ti tambien.

Claudia dijo...

Hola, leí atentamente lo que copiaste de algún libro, y la verdad en que en mucho de esos puntos me vi reflejada...., pero lo que me motivo a escribir es el "anónimo" que escribe y dice que tenía una "paciencia de oro" y que además es imposible "ser feliz al lado de una persona así", le comento a este personaje que yo también tuve una pareja que me repetía lo mismo, que era imposible ser feliz al lado de una hija de padres alcohólicos y eso me desgasto mucho en pensar que es lo que había hecho mal...., pero analizando después de unos años me di cuenta que el también venia de una familia disfuncional, con padres ausentes, y que es lo que buscaba en mi?, la atención que estoy acostumbrada a dar por defecto al ser hija de un "padre alcohólico" y eso también significa que el tenia un problema, entonces quien es libre de emitir un juicio y declararse perfecto? en esta sociedad que en el fondo estamos tooooodos enfermos, mejor analicémonos todos desde un principio... y definamos que es estar “Sano”?, cual es la definición de una persona PERFECTA?, como es un ser que no tiene ninguna dificultad al crecer?, si analizamos un poquito, solo un poquito, nos encontramos con la triste realidad de que todos, y digo todos tenemos problemas, traumas, defectos… y no por eso no somos dignos de ser amados, aceptados como somos, como la vida quiso que fuéramos…., y quiero decirle que si fue capaz de emitir un comentario así, es porque no tiene idea de lo que es la vida…. Y peor aun de lo que es el amor.

Anónimo dijo...

Bueno, lo del anónimo, no me parece criticón, sólo que siempre quedará un poco de sangre en la herida... Yo también vengo de una familia con padre alcohólico, entre otras cosas...Y si, tuve una relación en que él lo daba todo por mi, al final era super dependiente y yo la fuerte, nos juramos amor eterno y lo dejé de un día para otro y no sentí nada. No lo extrañé, nada... Ha pasado como un año y ahora me remuerde un poco la conciencia de haber sido cruel, desde su punto de vista... Si, los hijos de familias disfuncionales arrastramos problemas, es innegable...

Anónimo dijo...

Hola quiero decir que es muy interesante el tema, ojalá todos los hijos de alcohólicos lo lean y se traten de curar el alma, no es difícil, hay muchos lugares. Es la unica manera de cortar con la repetición de patrones de conducta errantes.

Anónimo dijo...

Leí el testimonio del anónimo y me siento tan identificado. Es muy difícil estar en armonía de pareja con hijos de padres alcohólicos. Pero luchen que hoy existe mucha información acerca de las consecuencias y cómo ayudarlos a ser personas con capacidad de tener una vida mas normal.

Anónimo dijo...

Hola!, también les recomiendo mucho el libro de Claudia Black, sobre hijos de padres alcohólicos o familias disfuncionales, se titula "Eso nunca me pasará a mi" de editorial patria, existe el libro en español. Yo lo encontré en Sanborns. Linda noche.Y les recuerdo de nuestro grupo de hijos adultos, en la Calle de Tonálá esquina Nayarit. Nos mantemos con propias contribuciones voluntarias y es el mismo camino que los grupos de AA, respetamos el anónimato. Informes 0445548486323.

Anónimo dijo...

Hola a todos

Hoy me siento triste, como muchos días. Pienso lo divertido que sería tener amigos, salir, reir y también pienso que lindo sería si estos amigos me quisieran y me aceptaran tal como soy.
Es lo que generalmente veo en la tv.
La realidad, mi realidad es que la vida con mi padre alcohólico me marcó de tal forma que por más que trato ha sido imposible dejar todo atrás. Mis relaciones de pareja son viciosas ya que sin darme cuenta busco hombres que me traten como lo hacía mi padre. Amor y odio, ternura y agresividad. Yo misma lo busco, no puedo culpar a nadie más, sin embargo no creo que para mis parejas vivir conmigo haya sido terrible ya que tiendo a proteger y dar muchísimo y tengo la misma paciencia que tenía viviendo con mi padre.
Quisiera dejar de buscar a los que me aman un día y al siguiente me rechazan, eso me tortura de igual forma que hace 20 años atrás pero no lo puedo evitar, mientras más me rechazan más me apego a ellos y los que se interesan en mi me aburren o no me llaman la atención.
Soy conciente de que tengo un problema pero para ser bien honesta no tengo idea como resolverlo.
Excelente ensayo, gracias me ayudó a entender muchas cosas.

Miguel dijo...

En mi caso he estado conviviendo con mi pareja, hijo de alcohólica, y me he dado cue nta muy tarde de su cuadro psicológico. Le conocí hace cinco años y los 3 primeros, la relación fue en la distancia con muchos viajes para vernos: Perfecto. Finalmente cambié toda mi vida para vivir con él y de repente todo cambió. Estaba constantemente a la defensiva de mis comentarios, todo en mi le agredía, desde mis aspecto físico que pasó de ser bueno a que de repente me lo tenía muy creido y que dejase de ponerme en valor. Me retiró todo su apoyo. Los celos por su parte se volvieron inaguantables ya que no me dejaba conocer a nueva gente, me miró correo electrónico, móvil, maletas....Le deje tras un fortíiiiisimo ataque suyo de celos pero cometí la imprudencia de volver a verle al mes y volvimos casi de inmediato porque la química nos enganchaba. A la semana se asentó en mi nueva casa y no había forma de que se fuese a la suya. Como siempre consigue anular mi comunicación hacia él ya que, como TODO le sienta mal, llega un momento que prefieres no decir nada. Yo me encontraba como en una prisión pero dentro de ella, él me quería como nadie lo había hecho. A los dos mese estabamos como siempre con brocas semanales muy gordas, que coinciden con mi necesidad de hablar sobre la vida en común y sus comportamientos absurdos. Así he estado un año y medio pero ya me encuentro agotado: Me machaca ya incluso sin necesidad de que yo hable: Mis gestos le agreden y en definitiva mi presencia le agrede. Me monta broncas porque llega a plantearme cómo reaccionaría yo, hipoteticamente, ante cualquier situación y ya, sin que haya ocurrido, me intenta machacar. Pensaréis.....¿Porqué lo aguanta? Pues porque le quiero mucho y a veces también un poco por necesidad ya que la crisis nos tyoca a todos y ahora no podría mantener un piso por mi cuenta.Total.,..al final de esta relación me puse a investigar un poco estos comportamiento hasta que se me ocurrió buscar informes de secuelas en hijos de padres alcohólicos: ME quedé de piedra porque le describían a la perfección. Se lo expuse y me trató de deserquilibrado y mala persona. Creo que no le puedo ayudar y he decidido ayudarme a mi mismo y dejarle para seguir mi camino. Lo siento enormemente pero ya no puedo más!!

Anónimo dijo...

Hola! Yo soy hijo adulto de alcohólicos (mi padre y madre murieron de eso: cirrosis hepática, mi madre, cuando yo tenía 12 años, mi padre, cuando yo tenía 20). Esto va para mis muy pero muy estimados similares: SOMOS muy valiosos a pesar de haber crecido en una familia disfuncional. Es más: por ese hecho adquirimos cualidades y aptitudes que de otra forma hubiera sido casi casi imposible de obtener. La tarea ahora es volvernos como el ave fénix, como el diamante hundido en el estiércol y que hay que descubrir.
Desde alrededor de los 20 años me di a la tarea de informarme sobre la enfermedad y las diversas terapias de sanarnos, entre ellas las reuniones de grupos de autoyuda, psicoterapias, conferencias, libros, etc. y el programa de los 12 pasos, que realmente sí funciona.
Cada uno tiene que buscar lo que mejor le acomode. Y por supuesto que SI se puede ser feliz con un@ hij@ de alcohólico. Recuerden que la felicidad está dentro de uno y que sin Dios (Poder Superior, como cada quien lo conciba) todos somos vasos medio vacíos o medio llenos y otra persona NO podrá llenarnos (porque se quedaría vacío).
ANIMO, SONRIAN Y SEAN FELICES! :)

Anónimo dijo...

Mi esposo es hijo de padres alcohólicos, yo de peque vivi violencia física y psicológica sin tener padres alcohólicos pero si una familia grande con muchos problemas emocionales. Ahora estamos viviendo separados mi esposo y yo, decidí alejarme y buscar ayuda, quise ayudar a mi esposo pero el miedo se apodero de mi ante vivir de nuevo abuso verbal y su indiferencia. Le he hablado de los grupos de 4 y 5 paso, en la oración y leyendo muchos libros, es así como llegue aquí (Gracias). Pero mi esposo no se decide a venir, dice que primero tiene otras prioridades como trabajar. He llorado mucho por la decepción y la frustración, pero me levanto con la esperanza y la fe en Dios que el conoce nuestros defectos y obstáculos, nuestras frustraciones y que no nos dejara solos, todos los días estoy orando para que estas cadenas tanto de mi esposo como las mías se rompan. No estamos solos, todos estamos enfermos y Dios vino no por los sanos sino por los enfermos. TENGAMOS FE Y SIGAMOS LUCHANDO Y DANDO GRACIAS POR CADA DIA DE VIDA. :)

Anónimo dijo...

hola, soy hija de padre alcoholico, tal cual el texto soy en mi vida cotidiana, ahora entiendo porque, tengo 38 años y una depresion que arrastre toda la vida, pero hay formas de mejorar solo hay que tomar la decision, no es facil pero todos nos merecemos tener una vida feliz, solo hay que entender que es lo que no nos permite lograrlo.ese es el inicio...

Anónimo dijo...

Yo soy hijo de un alcohólico...... ahora me siento un poco triste (aunque por lo que veo y leo ese es mi estado cotidiano!)...... he leído lo que Ustedes han escrito y pues es muy respetable cada una de sus posiciones. Un poco entristecedoras las experiencias con un alcohólico, pero bueno, a todos no nos toca vivir de la misma forma y como dicen por ahí, debo sobrevivir a esto. Seguiré leyendo y buscando ayuda, reconozco lo que es mi vida y que puedo ser un factor de infelicidad para otro y pues eso no quiero.... ya suficientes cargas tengo yo como para pedir a otro a que me ayude a llevarlas y hacer que otra vida pase por esto tan horrible....

Espero seguir en contacto con Ustedes, leyendo sus comentarios y aprendiendo cómo emocionalmente debo reaccionar, cómo debo actuar y cómo debo hacer que mi vida fluya de mejor forma....

Saludos y abrazos cordiales a todos...

Anónimo dijo...

Esto ha descrito a mi Esposo por 5 años y a quien hace 2 semanas estoy pensando dejar definitivamente. Tenemos 2 hermosos hijos, una niña de 4.5 años y un chico de 2 años. Hasta ahora que el me lastimo fisicamente que me deje de hacer la pregunta por que es asi? De verdad que no soy capaz de hacer las cosas mejor? Leyendo esto me ha sacado las lagrimas por que por 1a vez tengo una respuesta; su MADRE es alcoholica, y considero que su Padre tambien, asi como su tia, hermana gemela de la madre y otros familiares...... Imagino COMO HABRA SUFRIDO y que tan infeliz ha sido...... La misma infelicidad que he tenido a su lado... Altas y bajas de animo y de todo he sido responsable yo. Desde este tiempo de 2 semanas sin hablar con el ( periodo que he necesitado de espacio mental, para arreglar este parteaguas que enfrento) he notado que soy una madre mucho mas cercana a mis hijos, que de verdad estoy disfrutandolos y hasta sin enfadarme por el stress q he tenido encima todo este tiempo.... PAZ, ARMONIA, SERENIDAD a nuestro alrededor..... Ufff! Le compadezco de corazon, pues si he seguido con el todo este tiempo es por que es una persona con puntos buenos tambien, el ha intentado POR EL MISMO SALIR DE TODO, pero al final, siempre recae.... Gracias a esto que he leido, creo que si hay terapia para que cambie, mejore y aprenda a disfrutar de la vida ( y deje disfrutarla) debe tenerla( independientemente de si decidimos divorciarnos o no, pues finalmente seguira siendo padre de los hijos y ejemplo a seguir). Concluyo diciendo que este comportamiento no deja ni hace ser feliz a nadie. Creo que los gobiernos deberian poner atencion y dar mucho mas apoyo a personas con este perfil, ayudaria definitivamente a tener una sociedad mucho mas sana.

Anónimo dijo...

mi padre fue alcoholico desde antes de que yo naciera... mejor dicho casi los 5 años que mis padres ya llevababan casados. mi madre nunca fue capaz de dejarlo ( su padre era alcoholico tambien) y yo tambien tuve que sufrir las consecuencias de ello...
No se si fue por eso que me volvi timida, tal vez si. recuerdo como sufria y lloraba cuando ya era lo suficientemente grande para entender la situacion.
tristemente mi padre nunca pudo recuperarse ya que sufrio un accidente ( debido a la embriaguez)...yo tenia 13 años ... fue una de las peores epocas de mi vida. y es cierto lo que dice el texto, le perdi confiaza a mi madre por ello, por las promesas nunca complidas y mas aun a mi padre...Actualmente tengo 20 años.

isabel dijo...

hola mi madre fue alcoholica cuando yo era niña, no tengo hermanos, ni padre solo nosotras y la bebida, despues me fui a vivir a los 10 años con mi tia hasta los 17 años cuando cumpli 18 volvimos a vivir juntas, me case ahora tengo una hija de 6 años tengo 32 años y vivo con mi madre, aun asi quiero ser una buena madre, estoy con mi hija todo el tiempo, no tengo paciencia con ella, hast a aveces le pego, y le grito, ella es hiperactiva y la paciencia se me agota, no tomo, pero aveces me dan ganas de emborracharme y relajarme
Siento que la gente piensa que soy mala madre y que mi mama es mejor que yo. Obio eso me mata.

isabel dijo...

Lo mas triste es que despues de que mi madre perdio su trabajo, vendio todas sus cosas perdio su casa, todo su dinero se lo gasto en alcohol y se quedo sin amigos, dejo de beber, ahora que vive conmigo "se le ve como una buena madre", pero yo tengo todos los traumas que me quedaron desde mi infancia, porque con una madre alcoholica y con padre ausente, quien defiende a los niños, mi tio me tocaba cuando era niña, mi primo casi abuso de mi, nadie nunca me defendio, ahora yo por obias razones sobreprotejo a mi hija y no se como ser una buena madre, siempre trato de hacer todo lo contrario de como mi madre me crio, es muy dificil porque vivo recontra estresada. Si alguien me entiende, por favor mandeme un consejo, se lo agradeceria muchisimo. gracias

raquel dijo...

encontré este blog buscando un libro "Jamás me sucederá a mi" de Claudia Black que no consigo por ningún lado,ni librerías ni digital. Leyendo los testimonios de los hijos de alcohólicos reconozco algunos de los problemas que tengo por ser hija de padre ex-alcohólico..culpa, vergüenza, desconfianza y baja autoestima. Pero por sobre todo falta de confianza en mi mamá, que a pesar de todo lo que pasamos con mis 2 hermanos ella siguió con el. Tengo algunos recuerdos de las noches que no dormíamos por los ataques bajo los efectos del alcohol, algunos los borré o bloqueé. Aclaro que yo amaba a mi papá, lo amo aunque ahora no lo tenga físicamente (el dejó de tomar finalmente para cuando nació mi primer hijo) y hubo un cambio en mi familia pero muchas cosas quedaron bajo la alfombra..y hoy creo que muchos de mis problemas se deben a que aprendí a no hablar,no confiar, no sentir. Leo mucho y aprendí que no era mi culpa de que mi papá tomara, tuvo una infancia difícil y eligió el alcohol para escapar u olvidar y todo se convirtió en un circulo. Yo no tomo alcohol mi marido tampoco, pero tenemos problemas de comunicación y confianza, a mi hermana le pasa lo mismo y lamentablemente mi hermano menor, separado, toma bastante y tengo mucho miedo por El aunque es una persona exitosa profesionalmente sabemos que el alcohol forma parte de su vida.. Por ello quiero encontrar el libro que mencioné arriba para poder "ayudarnos". Aclaro que soy de Argentina. Gracias por este blog¡¡¡

Anónimo dijo...

Yo también soy hija de un padre alcoholico. A penas tengo 21 años, pero hasta este año pasado nunca fui capaz de hablar del tema con nadie. En la adolescencia me oculté detrás de un enorme muro que era infranqueable a mis amigos. Ahora la relación que tengo con ellos es un poco más abierta, pero aun así no he sido capaz de explicarlo abiertamente. Tengo la autoestima muy baja y pese a que lucho por salir de ahí no hay manera. A la vez me es imposible tener una relación con otra persona. De echo en los pocos casos que alguien se ha acercado a mi las he rechazado, como si hubiese un cristal entre ambas que no pudiese romper. Creo que va siendo hora de buscar ayuda fuera, pero no sé donde. Alguno de vosotros sabe donde podría ir aquí en Barcelona?
Saludos,

Anónimo dijo...

Yo también soy hija de padre alcohólica y la verdad que gracias a un gran psicólogo que me ayudó mucho, la situación de mi padre me ayudó a crecer como persona, ser más fuerte. Auqne aun me queda algún trauma que superar: soy incapaz de mantener una relación, a todo hombre que se me acerca creo una distancia automática, como un muro, no me fio de los hombres. Yo también soy de Barcelona y estaría inreresada en saber si existe un grupo de hijos adultos de padres alcohólicos o algo parecido.
Gracias

Cristina Garcia Hinojo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Anonimo, ¿cómo encaraste la situación a la hora de ir al psicólogo? Fue realmente útil y viste una evolución?

Anónimo dijo...

Lo mejor de todo es que hay ayuda disponible en los grupos de familia Al Anon, de manera especial en los hijos adultos de padres alcoholicos

Edith, Chile dijo...

Conviví con un hombre, hijo de padre alcohólico, de hecho mi ex pareja también es alcohólico, pero no lo reconoce, por lo que ensayo lo describe tal cual es, lamentablemente mi convivencia termino en algo grave, mal trato físico, sicologíco y realizó un montaje junto con amigos, y me encarcelaron, estoy viviendo el proceso para recuperarme

soledad dijo...

Provengo de una familia disfuncional causa de un padre alcohólico, las constantes peleas, abusos verbales, abandonos, negaciones y una madre que jamas pudo dejarlo. Hoy en dia soy casada tengo una hija de 2 años mi esposo no es alcohólico pero no se comunica, para el no hablar es estar bien, nunca le puedo decir lo que me molesta porque siempre me dice que estoy traumada, no se que hacer quiero dejarlo pero igual no puedo me da miedo estar sola y no tengo a donde ir...

Anónimo dijo...

hola en barcelona existen los grupos de familia Al-anon, en ellos nos recuperamos personas que hemos convivido con la enfermedad del alcoholismo, ya seamos hijos, esposas...estos grupos provienen de Alcoholicos anominos, y estan establecidos mundialmente, es lo mejor que me ha pasado en la vida, feliz 24 horas.

Anónimo dijo...

existen grupos para hijos de alcoholicos al anon (hijos adultos) o alateen (hijos en edad adolescente desde los 12 hasta los 21) pueden encontrar toda la informacion en internet, www.al-anonespana.org, alli puedes encontrar los grupos que hay en españa, y tambien un numero de telefono, van fantastico para los que somos familia de alcoholicos.

Anónimo dijo...

A veces es penoso y hasta lamentable ver còmo los padres dan un pesimo emeplo a sus hijos, alcoholzàndose delante de ellos como si fuera una gracia. Daniel Rodolfo Rizzo diò un espectàculo patètico en una de las ùltimas fiestas donde concurriò. Parece increible que un hombre grande se degrade asì.
http://subefotos.com/ver/?8e5350aa9549d6302d2ab3fab3ffb05ao.jpg#codigos

Julio

Youp dijo...

Bueno he leido todas vuestras historia y ninguna termina de ser como la mia, asi q por si le sirve d ayuda a alguien os la contare. En mi caso ambos padres eran alcoholicos, en mi casa eran normal las juergas y verles meterse de todo, en consecuencias sus bajonas tambien, en las q a veces eran peleas y otras mucho amor hacia mi, yo soy hija unica, y la verdad esq nunca comprendi xq mis padres eran asi, a mediana edad descubri en el cole q no todos los padres beben alcohol y consumen drogas, algo me produjo un antes y un despues,apartir de ahi comprendi q los no normales eran mis padres, y creci sabiendolo, supongo q esto me ayudo de algun modo, porque me hizo muy dependiente y luchadora, finalmente llege a lo mas alto de mi carrera profesional, no obstante me independize con 18 años y deje de hablarles, hoy dia les veo en reuniones familiares puntuales, pero no les trato como a padres, sino mas bien como a un primo lejano, nustra relacion es de mera educacion, pero sin ningun sentimiento emotivo. Con respecto a las relaciones de pareja...es cierto q machaco mucho a mi pareja si comete algun error, pero tambien se recapacitar si me ekivoco y pedirle perdon, o reconocer q algo andaba fuera de tono,supongo q respecto a mi pareja es cierto q soy muy radical si tenemos problemas y a la larga d varias discusiones suelo zangar el asunto con acabar la relacion y punto...

Anónimo dijo...

Yo también soy hija de padres alcohólicos, desde que tengo uso de razón mis padres han bebido y con los años su situación empeoro...
Se que hace 3 años se escribió este artículo, pero hasta ahora lo encontré, buscando información sobre "padres alcohólicos", nunca he hablado con nadie sobre el tema, mi familia sabe que mis padres beben, pero como casi no los vemos, ellos ni se imaginan que beben diario y a todas horas.
Juro por Dios que no hay día que no beban, hasta llegar a 3 botellas por día.
Estoy desesperada por vivir con ellos, hay días que de verdad quisiera enviar todo a la mierda, pero después pienso que no tengo la culpa de su vicio, así que sigo adelante con mi vida.
Sólo espero terminar mi carrera, encontrar un empleo e irme muy lejos, pero me preocupa mi hermano, no me gustaría dejarlo solo.
Cuando eres hijo de padres alcohólicos piensas que eres el único con ese problema, pero ahora que leí este artículo y veo sus comentarios, me doy cuenta que hay muchísimas personas con este problema y muchas han logrado salir adelante.
No se como hayan acabado sus historias, pero les deseo muchísima suerte, pues vivir con alcohólicos generan muchos traumas, depresiones y tristezas, en verdad parece vivir en un infierno sin salida.
Ahora buscare un grupo de apoyo y un psicólogo para que me ayude a superar mis traumas.
Y gracias a los que se tomaron el tiempo para leer mi experiencia.
Saludos.

Anónimo dijo...

Soy hijo de un enfermo alcoholico y me identifico plenamente con las características y patrones de conductas que comentas en la nota. A mis 49 años y a causa de la adicción de mi hijo de 19 entré en contacto con Alanon
(http://www.al-anon.org/inicio)
en donde he encontrado una comunidad que conoce los problemas de las personas codependientes por provenir cada una de ellas de familias disfuncionles. Me está ayudando mucho participar en las reuniones 2 veces por semana y leer su literatura. Recomiendo este video sobre cómo afecta el alcoholismo al entorno familiar: http://www.youtube.com/watch?v=H4fLH2AxX34

Saludos

Anónimo dijo...

Hola, soy hija de un padre alcohólico y violento. Hoy a mis 28 años he decidido buscar informaciòn ya que sufrí de anorexia a los 16 años y depresiòn a los 20. Si bien he superado varios comportamientos típicos de hijos de padres alcólicos, sufro de pesadillas y hace dos noches soñé con mi padre alcohólico me golpeaba. Creo que mi cabeza me quiere decir que algo aun está mal. Por mi parte decidí alejarme de mi padre que destruyó nuestra familia y de mis hermanos que tienen problemas con el alcohol. Yo no rechazo el alcohol, una copa de vino de vez en cuando no hace mal, pero en exceso es un enorme daño.

Patrcicia dijo...

Primeramente quiero dar las gracias por sus comentarios, soy hija y mi pareja tambien de padres alcohólicos y no saben la relacion y los problemas que hemos tenido, realmente hemos tendo una relación tormentosa. Lo peor de todo es que a mis 34 años me entero gracias a ustedes que tengo muchos de los sintomas que a qui se han deicho. Lamento mucho que por culpa de nuestros padre tengamos estos problemas pero es tiempo de cambiarlos no tenemos por que seguir y continuar con las pendejadas que hicieron nuestros padres,tenemos derecho a una vida plena y feliz.
por si alguien le sirve el libro Hijos adultos de padres alcohólicos
todo lo que necesitas saber si vienes de una familia disfuncional
1a ed.
Janet Geringer Woititz ; [traducción, Laura Lecuona González].
Published 1998 by Editorial Diana in México, D.F .
Written in Spanish.

suerte los quiero por ser valientes y buscar ayuda.

Anónimo dijo...

Yo soy uno más... y lo peor del caso es que si tu padre es alcóholico para el es lo más normal y el solo hecho de hacerle notar que hay algún problema puede desencadenar en una discusión....triste realidad.

Anónimo dijo...

Yessica: hola, soy hija de padre alcohólico que falleció por la enfermedad y mi padrastro también es alcohólico, les comento que cuando leí la publicación ya hace un año atrás por medio de mi enamorado(estábamos pasando por proceso de ruptura), me identifique totalmente con todos los síntomas, pero en ese momento no hice caso alguno y seguí con mi autodestrucción... ahora ya poco mas de un año hemos retomado la relación por que como es particular el hombre por el que deje a mi enamorado me dejo después de vivir una relación tormentosa la cual soy consiente yo elegí, me costo mucho aceptar y afrontar mi estado mental y la baja autoestima, pero ahora gracias a la paciencia de mi enamorado siento que todo puede cambiar para los dos, que podemos romper la cadena de la infelicidad y por fin cosechar lo que sembramos... hasta ahora no he buscado ayuda profesional pero estoy muy interesada en ella ya que tengo miedo de tener una recaída. saludos

Anónimo dijo...

Yessica: dejo mi correo personal Yessica_elizabeth.h.h@outlook.com , por favor si alguien me puede recomendar alguna pagina Web o grupo de ayuda le agradecería bastante. :)

Anónimo dijo...

Apoyo tu respuesta , fui hija de un padre alcoholico y hoy en dia a mis 28 años, siendo ya una adulta , he tenido que volverme a formar sola, soy insegura, y busco incansablemente a un padre, lucho a diario con esto, con los recuerdos y con poder sanarme. Es cierto que somo personas complejas que solo necesitamos afecto y comprension para sanar y dignas de ser amadas, lamentablemente hay que haber vivido con un padre alcoholico para poder comprender el dolor que te acompaña toda tu vida.

Anónimo dijo...

No sabes como te entiendo, es una huella que nunca mas desaparece, una marca dolorosa que no sabes como quitar

roberto dijo...

Hola ,Yo soy hijo de padre Alcoholico ,analfabestia asturiano emigrado a Uruguay tengo 48 años y sólo tuve 2 relaciones cortas .es duro convivir con un inconciente terrorifico ,pero con los años Estoy aprendiendo a ser padre de mi mismo .se hace lo que se puede .tú novia era o es muy joven ya cambiara

carmen dijo...

Hola, igual hija de padre alcohólico severamente agresivo y destructor, cuando el tomaba (que era diario) era muy voolento. Casada a la fuerza a los 16 y posteriomente alcohólica, promiscua, irresponsable, con dos intentos de suicidio. Mi esposo una paciencia de " oro" , tengo al día de hoy 34 años deje de beber hace 4 años, me convertí al catolicismo de renovación y me estoy recuperando gracias a Dios y a mi comunidad religiosa en donde encontré apoyo, me escuchan y me siento aceptada. Ahora he logrado de hacerme de algunos buenos amigos, tengo 3 hijas y vivo con ellas mi esposo y mis padre(mi padre ya no toma hace 10 años), hay paz en mi casa esta Dios conmigo.....Animo!

Anónimo dijo...

cuando comienzasa leerel articulo, rapidamente , comienzasa identificarte, yo soy hija de un padre alcoholico, y comence a buscar ayuda, apenas estoy comenzando , despues de terminar una relacion, pasas muchos años de tu vida, sabiendo que res diferente, que no eresdigna de amor, y te embarcas en relaciones , destructivas, donde terminas, dando mas, justificando a la otra persona, donde claramente se ve que no te aman, pero porel miedo de quedarte sola, aceptas abusos, aceptas falta deexpresiones dde amor, aceptas infidelidades, yo ahora estoy en busca de sanar, porque estoy segura , que todos valemos, somos dignos de amor, pero a la vez es contradictorio uno sabe eso, pero en estos momentos no lo creo, ojala Dios nos ayude a todos y nos de fuerza para superarlo , debemos entender que no somos culpables de nada, solo perdimos la inocencia y es un camino muy largo para recuperarla asi que animo

Laura dijo...

Hola , soy hija de padres alcocholicos, ambos dos. Ya soy adulta y madre de dos niñas. Se que es dificil, lei el articulo y me identifique en casi todas las cosas. Es un camino largo para tratar de estar mejor y despegarse de la historia vivida. Estoy casada desde hace 17 años, y les digo que si se puede encontrar la felicidad, pero la manera es trabajando el interior....obvio que lo logre despues de años de terapia. Tambien tuve muchas parejas, siempre buscaba el ideal....hasta que me di cuenta que el ideal no existe....<mediante terapia). Lo mas duro ahora para mi es trabajar en no repetir conductas de mis padres en mis hijas. Lo que mas trato es siempre cumplir mi palabra a toda costa, aunque deje todo en ello. Sera por las veces que me decilucionaron mis padres cong tantas promesas incumplidas. Tambien trabajo en no levantar la mano, ya que mi papá se ponia violento, y esa conducta la repeti lamentablemente.
Encontre este blog buscando informacion acerca del autosabotaje,ya que esta materia me la lleve y aun no puedo superarlo. Gracias y si sirve de ayuda mi comentario mucho mejor

Anónimo dijo...

Me parece excelente tu blog, ya que es una forma de ayudar a quien ha hecho conciente su problema, pero, que pasa con quien no lo hace conciente?
Tengo una relacion muy cercana con una familia donde el papa es alcoholico, tiene 4 hijos.
El mayoy 24 años, depertista, muy reservado, estudia la universidad , embarazo a su novia hace 1 año, se fue a vivir con su pareja y a los 6 mese se separaron, estuvieron 4 meses separados y ahora estan juntos de nuevo, pero no viven en la misma casa, el papa, o sea el alcoholico mantiene a su hijo a su nuera y a su nieta.
La hija, 22 años, a los 15 empezo a drogarse, se colvio bulimica, y alcoholica, y nadie hacia nada, era como si no existiera un problema, hasta que ella ya no pudo mas y le pidio ayuda a su papa, y la internaron, a los 2 meses se embarazo, vivia en casa de su papa, le contrataron una niñera, y ellla no cuidaba al bebe, dormia toodooo el dia, se iba de parranda a escondidas y dejaba al bebe con una tia, el bebe de 4 meses casi muere ya que la muy tonta le dejo una bolsa de palomitas y se le pegaron el intestino paralizando este, ya que ella estaba ocupada con los amigos, el padre en cuestion pago la hospitalizacion, y saliendo de ahi, la corrio de la casa, se fue a vivir a otro estado, cabe mencionar que ella abandono la escuela ,secundaria, actualmente el papa le paga todo a ella y a su nieto.
La hija mas chica, 14 años, es muy grosera con el papa siempre vive en crisis, es manipuladora, engreida, siempre esta enferma del estomago o de alegias, falta de respeto total y al dia siguiente nunca pasa nada, el papa, no sabe ponerle limites, todo, absolutamente todo se lo,permite, no existen reglas en esa casa, todos los dias hay problemas, sinalgo no le sale a ella como quiere omno se hace lo que dice, grita, llora, ofende, como una loca,.
No puedo concibir quemelmpadre lo,permita ybsegun yo es por el sentimiento de culpa, el toma por lo menos 5 veces a la semana, si toma la primera ya no puede parar hasta quedarse dormido de borracho.
Siento una impotencia terrible por no poder ayudar, pero el,papa cada que le toco el tema me dice que no pasa nada, que eso es lo que les toca vivir.
Y no puedes ayudarna nadie que no quiere ser ayudado.
Todo esto se los cuento con la intencion de que algunmpadre o madre alcoholica lo lea y se de cuenta del daño que se les hace a los hijos.
Muchas gracias porntu blog

Anónimo dijo...

Rogelio gracias por publicar tu ensayo me parece muy bueno para poder ayudar a la gente a identificar si es su caso personal, considero que lo mas importante es que se haga conciencia de esta problemática y se acuda a algún especialista Psicólogo Psiquiatra para que haga una intervención profesional adecuada y de esta manera coadyuvar a romper patrones de conducta que han estado impidiendo la salud mental de las personas afectadas por esta terrible enfermedad, recibe saludos desde el sur de la Ciudad de México y gracias nuevamente.
Learra051960